Urgencias 24h

900 407 407

Anatomía Patológica

Información general

Descripción larga: 

Estudiamos por medio de técnicas morfológicas las causas, desarrollo y consecuencias de las enfermedades.

El departamento de Anatomía Patológica cuenta con un grupo de profesionales que se esfuerzan por cuidar tu salud, usando los procedimientos más innovadores del mercado.

Servicios

Servicios: 
  • Patología diagnóstica convencional.
  • Estudio histopatológico completo de biopsias y piezas quirúrgicas.
  • Biopsias intraoperatorias.
  • Estudio citológico en todas sus modalidades.
  • Pruebas patobiológicas especiales.
  • Métodos histoquímicos.
  • Marcadores inmunohistoquímicos fenotípicos.
  • Técnicas biomoleculares en células y tejidos.
  • Combinación de técnicas histoquímicas y moleculares en programas de detección del cáncer.
  • Registro hospitalario de tumores.

Profesionales

Preguntas frecuentes

Preguntas frecuentes: 

¿Quién es el patólogo y qué es el diagnóstico histopatológico?

Los patólogos somos médicos que estudiamos las muestras de tejidos y células para diagnosticar una enfermedad y determinar los pronósticos más importantes. Valoramos la información clínica y analítica, el estudio macroscópico (la observación a simple vista de las piezas quirúrgicas y el estudio microscopio.

El diagnóstico histopatológico se basa en la integración de toda esta información y en la emisión de un juicio objetivo, concluyente y definitivo para nosotros como médico y, a su vez, claro y comprensible para ti, el paciente.

¿Un tumor es maligno o no? ¿Cuál es el pronóstico?

Un tumor es cualquier masa o bulto que se deba a un aumento del número de células  nuevas (neoplasia), que crecen de forma descontrolada, independientemente del carácter benigno o maligno. En los tumores malignos (cánceres) las células proliferan de forma más agresiva y tienen la capacidad de infiltración de todo el órgano o territorio donde se originan y de los tejidos y estructuras adyacentes, pero también pueden invadir los vasos y extenderse a lugares distantes del tumor inicial (metástasis).

Los patólogos estudiamos las características propias de cada neoplasia: el tipo y el grado, si las células cancerígenas están presentes en los vasos sanguíneos o linfáticos y la identificación o confirmación de que hay metástasis. La información que aporta el estudio de estas características nos ayuda a determinar el pronóstico de la enfermedad y la supervivencia del paciente. 

¿En qué consiste la biopsia del Ganglio Centinela?

El Ganglio Centinela (GC) es el primero de una cadena linfática que drena un territorio tisular determinado, de manera que toda la linfa proveniente de dicho territorio debe pasar primero por este ganglio antes de progresar. De la misma forma, las células neoplásicas que pudieran desprenderse de este territorio, deberán circular escalonadamente por los ganglios de la cadena, siendo el primero de ellos el denominado centinela, por ser el ganglio con la mayor probabilidad de invasión tumoral. Este principio se aplica sobre todo para el cáncer de mama y el melanoma cutáneo.

Si el estudio histopatológico del GC resulta negativo (sin invasión tumoral), el resto de la cadena también suele serlo; mientras que si es positivo, el resto de la cadena puede o no serlo, por lo que debe hacerse linfadenectomía o vaciamiento, además de las actuaciones terapéuticas adicionales que procedan.
La importancia de la técnica reside en que evita la linfadenectomía completa de la cadena afectada (en casos en que el GC es negativo) y que mejora el diagnóstico de extensión de la neoplasia.

¿Para qué valen los marcadores inmunohistoquímicos?

La identificación de proteínas específicas en los tejidos, mediante técnicas inmunohistoquímicas permite: precisar el tipo de neoplasia y su posible histogénesis, pudiéndose llegar a diferenciar una neoplasia de origen epitelial (carcinoma) de una proliferación de células linfoides (linfoma) o de otros orígenes (sarcomas, etc.); también determinar cuál es la localización primaria de una lesión de origen metastásico (cáncer de origen desconocido o indeterminado) y establecer la utilidad y pertinencia de determinados tratamientos oncológicos. 

El caso más representativo es el de los carcinomas de mama, donde el patrón de expresión de proteínas (positividad o negatividad) de los receptores hormonales (de estrógenos y de progesterona) y de la proteína c-erb-B2 van a ser determinantes para la aplicación de pautas concretas de tratamiento. 

¿Qué es y para qué vale el diagnóstico molecular?

El diagnóstico molecular está basado en la identificación de alteraciones que se producen en los ADN/ARN y que afectan a los genes. Actualmente, permite seleccionar pacientes que se pueden beneficiar de tratamientos que intentan frenar los efectos perjudiciales que se producen por estas mutaciones. Ciertas mutaciones permiten diferenciar tumores hereditarios de los esporádicos y predecir el mayor riesgo a desarrollar un tumor (por ejemplo, mutaciones en los genes BCRA1 y BCRA 2 en cánceres hereditarios de mama y ovario). 

El diagnóstico molecular es utilizado también para conocer si hay genes concretos en las células que proliferan o la presencia de otros agentes infecciosos (como el micobacterium asociada a lesiones tuberculosas, etc.).

Utilizamos cookies propias para mejorar la experiencia de navegación. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra politica de cookiesclose